Compartir

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán (SSP), Luis Felipe Saidén Ojeda, dijo que nadie sabe de dónde salió la orden de lanzar gas pimienta a los ciudadanos que se manifestaban contra el gobernador Mauricio Vila Dosal.
Con cara sonriente, el jefe de la Policía yucateca se deslindó de las acciones calificadas como represoras en los alrededores del Centro Internacional de Congresos, en la calle 60 entre 35 y 37 del centro de Mérida, donde la gente fue rociada con tóxicos.
Saidén Ojeda admitió que uno de los elementos a su cargo lanzó una granada de gas a los manifestantes, pero deslindó a la SSP de ello.
Su versión contrastó con la de agentes policiales consultados por PRESIDIO en las inmediaciones, quienes en forma personal externaron que las medidas parecían excesivas, pero que ellos sólo seguían órdenes. “Nada se mueve, nada se hace jefe, sin una orden de nuestros mandos”, afirmaron.
Sin embargo, entrevistado al término del acto oficial en el gran salón del Centro Internacional de Congresos, el titular de la SSP hizo ver que el elemento actuó por cuenta propia y que ya se está haciendo una investigación interna.

Señaló que la corporación policial procederá conforme a derecho “contra quien resulte responsable”, pues aseguró que “nunca hubo una orden” y que no saben de dónde vino la indicación para lanzar el gas.

En algunos vídeos, que la SSP también tiene en su poder, se observa la presencia de mandos como el Subsecretario de Seguridad Pública y el Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Carlos Pacheco Medina, quienes tenían comunicación directa con Luis Saidén y lo mantenían al tanto de la situación.
Se ve presente al comandante Carlos Pacheco (a) «Manita», quien como Secretario Ejecutivo nada tenía qué hacer allí, pues sus funciones son otras y se aprecia que él dicta órdenes a los uniformados.
Durante la entrevista Saidén Ojeda no se mostró preocupado por el hecho, o con rostro adusto por lo ocurrido «fuera de su control», sino con una actitud por momentos alegre.
En numerosas fotografías y vídeos que circulan en la red se observa el momento en que la Policía Estatal dispersó a los ciudadanos de Yucatán que se manifestaban contra la administración de Vila Dosal a 200 metros de distancia del acto oficial. VÍDEO: https://www.facebook.com/PresidioOnline/videos/168961640997388/