Compartir

En una jornada de supervisión al programa de guardaparques, el alcalde Renán Barrera Concha constató que a sólo una semana de su puesta en marcha su buen resultado salta a la vista, ya que los vigilantes han intervenido oportunamente en algunos incidentes para brindar ayuda a la población.
Renán Barrera visitó el Parque Ecológico del Poniente, acompañado del director de Servicios Públicos Municipales, José Collado Soberanis, y Benjamín Millet Molina, secretario técnico del Programa de Guardaparques.
—Contar con un equipo interdisciplinario en estos parques es garantía de que se hará un buen uso del lugar para conservar las instalaciones y seguir fomentando el bienestar social —puntualizó.
Durante el recorrido, Millet Molina expuso ante el alcalde una bitácora con las incidencias presentadas y solventadas en los rondines efectuados en la primera semana de actividades.
Uno de los hechos fue el aviso oportuno a Bomberos sobre un conato de incendio en terrenos de la escuela secundaria General No. 8 “Jesús Reyes Heroles”, la cual colinda con el Parque Ecológico del Poniente.
Ante este hecho el profesor Eolo Marte Durán Castillo, director del plantel, agradeció al Ayuntamiento la oportuna intervención de los guardaparques, la cual evitó que el incidente tuviera mayores consecuencias.
Entre otras cosas, evitaron que un grupo de personas se reuniera a consumir estupefacientes en un espacio público.
Los guardaparques también brindaron puntual asistencia a un menor lesionado en el parque de la colonia Alemán; reportaron un panal de abejas en el Parque de las Américas y brindaron apoyo a los Bomberos para retirarlo.
En otro caso se brindó auxilio a una persona mayor que sufrió una caída en el Parque de las Américas; el guardaparque brindó atención a una herida en la frente y se le aplicó un vendaje improvisado.

—La vigilancia permanente en estos sitios recreativos, además de procurar la seguridad, evita que ciertas actividades pongan en riesgo la integridad física de las personas que lo visitan— subrayó el alcalde.
Remarcó que un parque ejemplar y seguro no sólo fomenta el esparcimiento, la convivencia familiar, la recreación y el deporte, sino que también contribuye a generar el equilibrio ambiental.
José Collado indicó que el Programa de Guardaparques ha contribuido a atender con mayor eficacia los reportes, en el momento en que ocurren.
Millet Molina recordó que los guardaparques tienen la responsabilidad de llevar a cabo las funciones de conservación y vigilancia de esas zonas recreativas, crear vínculos estrechos con los vecinos usuarios de estos lugares para convertirse en canales de diálogo que lleven de manera oportuna, eficaz e inmediata las demandas en materia de servicios públicos.
En total son 34 guardaparques distribuidos en 16 sitios de la ciudad. Cuentan con habilidades en primeros auxilios, protección civil, manejo y conducción, cultura vial, biodiversidad y proximidad social, defensa personal y acondicionamiento físico.
Los espacios públicos que cuentan con estos guardias son: Parque Ecológico del Poniente, de la Alemán, Acuaparque, Hundido de Brisas, Arqueológico del Oriente, Unidad Deportiva Fernando Valenzuela, Arqueológico de Reparto Granjas, Hundido Pedro Infante Cruz, Japonés, Crescencio Rejón, Emiliano Zapata Sur I y II (Reyna de la Paz-María Reyna de la Paz) Arqueo-Ecológico del poniente, Kalia, Tabentha, Dolores Otero y de Las Américas.
Esta es apenas la primera etapa del programa, por lo que se planea que sean más sitios recreativos de la ciudad que también cuenten con esta figura.