Compartir

El paro convocado hoy por el Movimiento Nacional Taxista tuvo eco también en los municipios yucatecos de Progreso y Tizmín.
En esas ciudades, dos de las más grandes del estado, se unieron decenas de unidades a la protesta contra la proliferación de conductores particulares que prestan el servicio a través de plataformas digitales.
En Progreso la respuesta fue escasa en comparación con Tizimín. Según el reporte de corresponsales, en el puerto apenas unos 20 taxistas se reunieron en el parque principal, frente al Palacio Municipal.
El paro de unidades fue de 10 a 11 horas, tiempo durante el cual no prestaron servicio y se manifestaron en forma pacífica.
En la ciudad de Progreso no hubo afectación a la vialidad, según informó la Dirección de Policía Municipal, y tampoco se tuvo conocimiento de otro tipo de perjuicios.
En Tizimín fueron 270 unidades, según el dirigente del sindicato “Félix Rosado Iturralde”.

La protesta taxista se realizó sobre la calle 45-A de la avenida Miguel Hidalgo de la Ciudad de Reyes, que fue cubierta de vehículos estacionados.
Sin embargo, como en ese sitio se observó un número inferior al mencionado, pero el dirigente precisó que la cifra incluía a sus afiliados “foráneos” que se sumaron al paro.
En esta ciudad del oriente de Yucatán tampoco se reportó afectaciones a la vialidad.