Compartir

Un perro adiestrado junto con su binomio humano, descubrió una importante cantidad de droga escondida en una cubeta llena de miel de abeja.
El hallazgo de 19 kilogramos del estupefaciente “éxtasis” se realizó en una empresa de mensajería ubicada sobre el periférico de Mérida.
Aunque no se informó de forma oficial de que empresa se trataba, se sabe que “ALF Mensajerías y Servicios” es la única sobre esa vía.
Los agentes hacían una revisión de rutina, cuando al pasar cerca a una cubeta de color blanco, el can, entrenado para detectar narcóticos y explosivos, se puso ansioso y señaló el recipiente.
Al abrirla se encontraron con varios litros de miel pura de abeja y un fuerte olor a ésta, pero al revisar el fondo de la cubeta descubrieron los kilos de la droga con reactivo «NarcoPouch».

Según etiquetas pegadas en el contenedor, éste provenía de Campeche y su destino final era un domicilio en Guadalajera, Jalisco, sin embargo el producto fue decomisado por la Policía Federal.
La droga quedó a disposición del Ministerio Público del Fuero Común en Yucatán, para continuar con las investigaciones y dar con los involucrados en el tráfico de la misma.