Compartir

Esta tarde fue reportada la detención de cinco de seis sujetos que ayer disparaban ráfagas de balas en montes de Motul y que agredieron a dos policías estatales.
Los prófugos estaban ocultos en una cueva en medio del monte, la cual fue hallada luego de lograr la detención de uno de ellos cuando salió a un pueblo cercano.
La búsqueda sumó más de 24 horas e incluyó helicópteros, drones, 250 elementos policiales, militares, perros entrenados y personal a caballo, que no habían tenido éxito porque los delincuentes estaban bajo tierra.
Aún se mantiene fugitivo uno, al cual esperan localizar en el transcurso de las próximas horas porque ya está plenamente identificado.
El hallazgo de la guarida y posterior detención se logró gracias a que uno de los sujetos, originario de Motul, salió en busca de agua y alimentos a la altura de la comunidad de Kancabchén, ya que todos se encontraban hambrientos y sedientos luego de horas en fuga en la maleza. Sin embargo, fue visto por los habitantes, tras lo cual volvió a internarse en el monte.
Tras el reporte del avistamiento, de inmediato varias unidades y elementos se sumaron a la búsqueda en esa zona, hasta que dieron con el sujeto, que al ser interrogado confesó dónde se encontraban escondidos los demás.
No se ha informado del hallazgo de las armas, presuntamente de grueso calibre y de uso exclusivo del Ejército, que disparaban en montes del camino a Kaxatah.
La detención se dio en montes cercanos a la comisaría de Kopté, a 6 kilómetros de la cabecera municipal, a donde planeaban retornar después de que la Policía desistiera de su búsqueda en esos rumbos.

Los sujetos fueron abordados en uno de los vehículos blindados tipo “Mamba” de reciente adquisición por parte de la SSP y trasladados al Complejo de Seguridad Pública en el Periférico de Mérida.
Se informó que cuatro de ellos son provenientes de Quintana Roo y dos son originarios del municipio de Motul.
El policía herido se recupera de la lesión recibida en la cabeza por un golpe a manos de los delincuentes y se mantiene bajo observación en el hospital.

La versión que se mantiene en forma oficial por la SSP es que se trata de personas que “practicaban tiro” en el monte con siluetas de cartón.
Como informamos ayer, el alcalde de Motul, Roger Aguilar Arroyo, confirmó que se trataba de delincuentes armados, los cuales eran detenidos y esposados por los policías en una brecha, pero fueron “emboscados” por otros sujetos que salieron de la maleza, los desarmaron y dejaron herido a un oficial.