Compartir

Una fuerte movilización policial se registró anteanoche lunes en el Periférico oriente de Mérida, con la participación de varias unidades y elementos portando armas largas y chalecos antibalas.
Los agentes armados arribaron al kilómetro 20 a bordo de 12 unidades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y tres vehículos ministeriales debido a la detención de presuntos miembros del crimen organizado.
La Policía declinó proporcionar información sobre el operativo y la procedencia de dichos sujetos, sin embargo lucían un aspecto similar a los integrantes de la banda criminal “Los Zetas” y del Golfo, conocidos por sus barbas de candado y cabezas rapadas.
En ese mismo punto, metros antes del paso a desnivel del fraccionamiento Los Héroes, ocurrió un hecho vial –como informamos en otra nota- donde una camioneta Toyota Hilux fue sacada del camino.
Fue ahí, junto al vehículo accidentado, donde se realizó la detención por la SSP de los tres sujetos que tenían reporte de delincuencia organizada, según se indicó en el lugar de los hechos.
Un total de 15 unidades policiales rodearon la escena. Entre los vehículos oficiales había una camioneta Pick up blanca con placas de Campeche.
Un comandante de trato déspota impidió la labor informativa, sin embargo pudo saberse que dichos sujetos estaban supuestamente habitando en la colonia Mercedes Barrera, al sur de Mérida, desde donde les seguían el rastro con dirección al norte de la ciudad.
Fue en el kilómetro 20 donde fueron interceptados, detenidos y revisados hasta en los calcetines y zapatos.
Los agentes tomaron su media filiación, con fotografías de frente y de perfil, en la vía pública. Luego los esposaron y trasladaron en convoy.
Por varios minutos los tuvieron retenidos junto a una camioneta Pick up y el desalojo ocurrió cuando llegaron los policías vestidos de civil.

No se observó en el sitio el vehículo en el que supuestamente se trasladaban los tres sujetos. La única unidad ajena a las oficiales era la camioneta Toyota que estaba en la hondonada tras sacarla del camino.
Se dijo que los presuntos criminales se transportaban en la camioneta blanca donde estaban replegados, pero fueron los mismos agentes que manejaron la Pick up para llevársela del lugar.
Una grúa estaba estacionada junto al operativo, pero no intervino para trasladar el vehículo supuestamente asegurado.
Al retirarse la mayoría de las unidades policiales la grúa se encargó de recuperar la Toyota de la hondonada.