Compartir

Dos jóvenes yucatecos que siguieron los pasos del crimen organizado para “saldar deudas” por narcotráfico fueron detenidos y presentados ante un juez.
Los convertidos en sicarios Edgar Israel Herrera Meneses y Mauro May Cauich fueron imputados por el homicidio a sangre fría que cometieron el pasado domingo 19 en la madrugada.
Como informamos, un sujeto originario de Calotmul fue ejecutado a balazos cuando se encontraba durmiendo en el interior de su domicilio de la calle 17 por 30 y 32 de esta cabecera municipal, localizada al oriente de Yucatán.
Denny Enrique Ku Cen, de 27 años de edad, murió en el acto al recibir el impacto de bala mientras dormía con su bebé en brazos.

Fue alrededor de las 03:30 horas cuando Edgar Israel y Mauro ingresaron, vestidos de negro y con los rostros cubiertos, al predio donde dormía la víctima junto con su familia.
Los sujetos se dirigieron hacia la hamaca donde se encontraba Ku Cen, a quien le pegaron la pistola en la cabeza y dispararon en la frente por Edgar.
De inmediato ambos se dieron a la fuga a bordo de una motocicleta en la que legaron y dejaron afuera estacionada.
En el mismo cuarto se encontraba su esposa Adriana Leticia, su hijo de 4 años y la niña de cuatro meses que estaba en sus brazos.
Tras el disparo y una vez repuesta del susto, la mujer salió de la casa pidiendo auxilio y los vecinos dieron parte a las autoridades.
Policías estatales y municipales montaron un operativo que dio como resultado la captura de ambos asesinos, que ejecutaron a su rival por problemas con la venta de drogas.
Según los habitantes de Calotmul, uno de los hijos de la alcaldesa maneja la plaza de venta de drogas en este municipio, lo que ha generado una ola de violencia que ha crecido por falta de autoridad.
Por esta situación Calotmul es una “tierra sin ley” donde las familias ya no viven tranquilas, sino con temor de la propia autoridad, lo cual quedó demostrado con esta ejecución.
Ambos sujetos fueron imputados por el delito de homicidio calificado, denunciado por la señora Adriana Leticia Ku Braga, esposa del ahora occiso.
El juez de control de Valladolid, José Enrique Sáenz Dzul, decretó como legal la detención y, a petición de la Fiscalía General del Estado, los imputó por dicho ilícito.
El juez impuso la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso y estableció que la audiencia de vinculación se efectúe hoy jueves 23 de enero.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline