Compartir

La casa donde policías municipales de Progreso fueron grabados cuando recuperaban una moto con reporte de robo es donde habita un vendedor de droga del puerto.
Luego de que el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, suspendiera a su director de la Policía Municipal por las versiones de que los agentes estaban robando el vehículo, comerciantes progreseños manifestaron su desacuerdo con esa decisión.
En plática con PRESIDIO, los empresarios revelaron que en esa casa vive Raúl López Giménez (a) “El Gordo”, quien supuestamente es un conocido narcomenudista del puerto.
Los informantes pidieron el anonimato porque presuntamente este delincuente opera bajo la protección del comandante de la base de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Progreso apodado “Roma”.
Indicaron que contactaron a PRESIDIO porque pretenden que se sepa la realidad de las cosas y “les consta” que dentro de la propia SSP es donde operan los delincuentes.
Se refirieron al caso que publicamos de “El polaco”, un criminal con oscuros antecedentes en el narcotráfico que goza de protección de altos mandos de la Policía yucateca y que trabaja con arma y vehículo de lujo en operativos extraoficiales.
En el caso de Progreso, dijeron, “¿cómo es posible que el alcalde Julián Zacarías tome una decisión que respalda a un delincuente que es de todos conocido aquí que se dedica a la distribución de droga?”.
El predio donde ocurrió el decomiso, que generó polémica porque no había orden de cateo, está en la calle 48 por 39 de la colonia Revolución.
El primer edil progreseño, que se encontraba de viaje en China, a su regreso decidió suspender a Emilio Caamal Gutiérrez por no seguir el Protocolo Nacional de Actuación del Primer Respondiente y el Código Nacional de Procedimientos Penales.
Zacarías Curi admitió que no estaba bien informado de cómo ocurrieron los hechos y que prefería suspender a su jefe policiaco “para efectos de investigación, sin prejuzgar”.
Destacó que no existe certeza sobre la procedencia de dicho vídeo, ni denuncia de algún ciudadano contra los elementos”, pero que a primera vista le parecía “poco claro” su actuar.
Al respecto, los comerciantes dijeron a PRESIDIO que consideran que el alcalde se precipitó en su decisión, pero aceptan que tiene qué averiguar qué ocurrió porque esa misma percepción tuvieron otras personas que vieron el vídeo acompañado de un texto que hizo circular el propio delincuente.
Incluso, señalaron, en una parte del vídeo se observa la mano regordeta de “El Gordo” López Giménez.
Consideran que el director Caamal cumplía una labor de “limpieza” en el puerto, pero se topó con delincuentes con influencia en los altos mandos de la SSP y le dieron preferencia.
La labor de Caamal Gutiérrez es bien vista en algunos sectores del puerto, incluso fue bien recibido el proyecto de colocar “policías electrónicos” en puntos estratégicos y que recién fueron puestos en funcionamiento.
“No importa quién esté al frente de la Policía de Progreso, si no lo van a dejar trabajar contra la delincuencia seguirá incrementándose la inseguridad en el puerto, que fue una promesa de Zacarías Curi acabar con ella”.