Compartir

Un automovilista prefirió huir luego de protagonizar un grave accidente en el cual resultó herido, a quedarse a esperar la llegada de los cuerpos de emergencia.
Esta noche de domingo, alrededor de las 20:30 horas, un Volkswagen Golf salió de la cinta asfáltica en la vía interior del Periférico de Mérida.
El auto atravesó la calle lateral del puente de Dzununcán y se fue dentro del monte, donde dio volteretas.
El conductor del compacto transitaba sobre el Anillo Periférico en dirección del sur al poniente de la ciudad.
A la altura del kilómetro 6, justo cuando iba a empezar a subir el paso a desnivel del entronque a Dzununcán, al parecer el guiador cambió de idea repentinamente y giró hacia la calle lateral.
El auto pasó muy cerca de un señalamiento tipo bandera y dejó una huella de neumáticos de su brusca acción al pasarse a la lateral interior (calle 187-Diagonal).
La unidad atravesó por la calle 82 de Dzununcán hasta proyectarse monte adentro, donde cayó en una pequeña hondonada.
Por la velocidad que llevaba, el Golf dio volteretas hasta quedar de nuevo sobre sus llantas, pero en sentido contrario a la circulación que llevaba.
Según testigos, el conductor descendió por sí solo de su compacto. Se ignora que tan lesionado resultó, pero alcanzó a huir y dejar abandonado su vehículo.
Se presume que estaba alcoholizado y por ello prefirió escapar de la acción de la ley a quedarse para ser atendido de sus lesiones.
Al sitio llegaron varias unidades de la SSP cuyos elementos solicitaron la presencia de un perito de tránsito y de una grúa para que se encargue de retirar el auto y llevárselo al corralón en espera de que su dueño lo reclame.