Compartir

Un poste de madera en la vía pública quedó ayer sostenido por sólo los cables de telefonía en la colonia Los Reyes, al oriente de Mérida.
Durante el ventarrón que se registró ayer con caída de agua en toda la ciudad, un árbol se vino abajo y quedó sobre el muro de un predio.
Sus ramas alcanzaron el tendido de cables telefónicos en la vía pública, lo que ocasionó que el poste de madera que los sostenía se quebrara en dos partes, por el peso del árbol.
El poste no llegó al piso porque quedó sostenido por los mismos cables.
Sin embargo, desde ayer representa un peligro para el peatón y los automovilistas que circulan en la calle 15 entre 42 y 40 de Los Reyes, de modo que fue cerrada al tráfico vehicular y al paso de la gente.
Autoridades se encargaron de cortar las ramas del árbol que estaban sobre los cables, para liberarlos. Se esperaba que hoy acudieran representantes de la empresa telefónica para sustituir el poste.