Compartir

La Policía Estatal recibió el reporte de personas armadas que ingresaron a una planta purificadora en Tizimín.
Ayer a las 6:40 de la tarde sujetos con armas de fuego, según el reporte, entraron al negocio ubicado en la calle 53 por 60 del centro de la cabecera.
La llamada se realizó al 911, por lo que un fuerte operativo policiaco se registró afuera de la planta purificadora de agua.
Los involucrados en el hecho, presuntamente por un pleito familiar, fueron entrevistados por las autoridades e identificados sólo por iniciales.
Al lugar se presentó el señor M.A.A.N, de 55 años de edad, quien manifestó ser dueño de las instalaciones de la planta, pero que el predio es propiedad de R.H A.P, quien es su primo.
Explicó a las autoridades que su familiar le tiene arrendado el terreno, pero la contraparte argumentó que era utilizado sin autorización.
Se averiguó que R.H A.P mandó a su yerno, identificado como A.M., de 47 años de edad, quien llegó con 2 personas más e ingresaron al local, pidiéndole a los trabajadores que se retiraran, por lo que se reportó al número de emergencias 911 el ingreso de varios sujetos con armas.
Los agentes de la SSP realizaron la revisión del predio para confirmar o descartar la presencia de armas de fuego, pero no se informó del resultado.
En la población hubo expectación por el amplio dispositivo de seguridad que se generó afuera del negocio.