Compartir

Debido a que no se puede garantizar la seguridad de todos los cajeros automáticos repartidos por la capital yucateca, las instituciones bancarias comenzarán a retirar los despachadores de efectivo para prevenir nuevos robos.
La Asociación de Instituciones Bancarias de Yucatán tomó esa decisión ante la próxima salida de prisión de la banda delictiva que dio varios golpes en Mérida.
Los retiros de efectivo ahora tendrán que hacerse en ventanillas de los bancos, en donde serán habilitadas más cajas para hacer frente a la demanda de los clientes.
Como informamos, en el lapso de dos meses fueron robados completos tres cajeros automáticos en la capital yucateca. Los equipos fueron sustraídos y saqueados por los delincuentes.
Dos equipos fueron abandonados en la calle después de desprenderlos con cadenas sujetas a una camioneta.
Hasta la fecha, el cajero de la avenida Zamná en Yucalpetén sigue tirado en el piso y su cubículo permanece destruido, con puertas y cristales rotos.
Los representantes bancarios señalan que no cuentan con los recursos suficientes para frecuentemente reponerlos, repararlos o meter vigilancia privada en cada uno.
“Si la Policía no puede garantizar que los cajeros estén seguros, nosotros menos podremos”, de modo que la mejor opción será empezarlos a retirar antes que vuelvan a ser objeto de robo.
Se informó que los asaltantes están a punto de salir libres gracias a la buena labor de su equipo de abogados, algunos de ellos ex funcionarios en la Procuraduría estatal y otros foráneos que están relacionados con el Gobierno.

¡No se la crea! #FelizSantosInocentes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre