Compartir

Un hombre de unos 40 años de edad se estuvo exhibiendo frente a niños que jugaban en un parque de Progreso.
El sujeto le enseñaba sus partes íntimas a los pequeños mientras los insultaba, pero cuando fue detenido se puso a llorar.
El reporte se realizó ayer en la noche, en el que se indicaba que una persona del sexo masculino acosaba y ofendía a menores en la cancha principal del fraccionamiento Flamboyanes.
Los infantes también relataron que, entre insultos, el sujeto los amenazaba con llevarlos al monte.
Al sitio llegaron agentes policiacos a los que se les describió al individuo: era delgado, de tez morena y medía 1.60 metros de altura.
Se realizó una movilización y fue ubicado en la puerta de un predio, parado junto a una bicicleta, en la calle 57 por 60 y 60-A del mencionado fraccionamiento.
Pero al momento de su captura el acosador se soltó a llorar porque no quería ir a la cárcel.
Pese a sus lágrimas, el perverrido fue asegurado y trasladado a la Cárcel Pública.