Compartir

La tormenta tropical “Barry” no representa riesgo alguno para Yucatán, por su lejanía y pronóstico de trayectoria, informó la Coordinación Estatal de Protección Civil (Procivy), sobre el fenómeno que se formó esta mañana, al norte del Golfo de México.
Este segundo ciclón del año se encuentra frente a las costas de Estados Unidos, con dirección al oeste; se prevé que tome rumbo hacia el noroeste e impacte en Luisiana como huracán categoría 1, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
Dicho aviso es el único emitido sobre este sistema, por no representar peligro para el territorio; sin embargo, en esta temporada, se pide a las familias que sigan pendientes de lo que comunican las instituciones oficiales y planifiquen qué hacer si una tormenta de este tipo presentara trayectoria hacia la región.
Procivy reiteró que tiene listos 28 refugios designados para apoyar a las y los habitantes de la zona costera, que se encontrarían en situación de vulnerabilidad ante un fenómeno hidrometeorológico. Los organismos municipales del ramo, a su vez, cuentan con mil 165 albergues temporales.
El organismo estatal recordó que todas las demarcaciones han instalado sus respectivos Consejos de Protección Civil, para coordinarse con los tres niveles de Gobierno, en torno a acciones de prevención, auxilio y recuperación de la población, en caso de alguna contingencia.