Compartir

A sólo fierros quedó reducido un autobús del transporte urbano de la línea “Minis 2000”, que por fortuna se encontraba sin pasajeros.
Los hechos ocurrieron en el Periférico de Mérida cuando se dirigía al “encierro” de esta empresa, que se caracteriza por sus unidades en mal estado, el cual se localiza sobre dicha vía.
El camión circulaba sobre la lateral de la vía interior del Periférico con entronque al fraccionamiento Francisco de Montejo, a la altura del kilómetro 35.
El chofer notó que empezó a salir humo del motor del autobús que cubría la ruta 3 de Chuburná.
Las lenguas de fuego comenzaron a asomar cuando el operador logró detener la unidad y salió rápidamente para solicitar auxilio.
El fuego corrió por la parte de abajo del motor y a la altura del mofle alcanzó la parte trasera del autobús, siniestrándolo por completo.
Al sitio llegaron unidades de Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que combatieron las llamas hasta extinguirlas.
También llegaron paramédicos a bordo de la ambulancia Y-21 de la SSP en previsión de heridos.
Las llamas surgieron por un cortocircuito en el motor. Afortunadamente no hubo lesionados, sólo daños materiales.
También se quemaron los cables de una empresa de televisión de paga que se encuentra cerca, de modo que su personal acudió a constatar los daños y sustituir la cablería afectada.
Varias patrullas de la SSP cerraron el acceso a la lateral donde está el paso a desnivel conocido como de Francisco de Montejo y el tráfico fue desviado.
Una enorme grúa retiró del sitio el autobús siniestrado y un bombero procedió a limpiar la vía con chorros de manguera.