Compartir

Los Poderes Ejecutivo y Judicial realizaron este sexenio un trabajo “terrible” para proteger a las mujeres en Yucatán, por lo que al terminar la actual administración se irán debiéndole mucho a la sociedad, declaró hoy un grupo de activistas.
Señalaron que es indignante que los diputados tampoco hayan legislado para proteger a las mujeres.
En palabras de Ligia Vera Gamboa, “tipificaron como un delito NO GRAVE que maltraten y le metan cosas en la vagina a una niña; hoy en día le va peor al criminal que se roba una vaca”.
El grupo autodenominado “Alerta de Violencia de Género Yucatán” censuró hoy en rueda de prensa que fue otorgada la Alerta de Género a la entidad, pese a los feminicidios que han ocurrido en forma constante y que ha publicado PRESIDIO.
La agrupación está conformada por Ligia Vera Gamboa, académica de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY); Gina Villagómez Valdez, normativa de la misma Casa de Estudios; la activista Nancy Walker Olvera y Adelaida Salas Salazar, perteneciente a la organización “Ni Una Más”.
Las feministas expusieron que el Poder Ejecutivo cumplió con “fingir, simular y sentarse a la mesa” para acatar las medidas que protegerían a las mujeres.

Recordaron que el pasado día 9 la Secretaría General de Gobierno informó, a través de su titular Martha Góngora Sánchez, que la alerta de género no se implementaría en Yucatán porque se ha cumplido con las 10 recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), según decretó la Secretaría de Gobernación (Segob).
No obstante, señalaron, los legisladores no hicieron su trabajo y la Fiscalía prestó un servicio deplorable cuando se trató de hacer justicia a las mujeres que fueron víctimas de violencia e incluso intentos de femenicidio.
Las activistas reconocieron que hubo un avance, comparado con décadas pasadas cuando los gobiernos no hicieron nada para cuidar y proteger a las mujeres, pero ello no significa que estén satisfechas con lo realizado.
Sobre todo cuando existe “incertidumbre” sobre quienes conformarán el próximo gabinete del gobernador electo Mauricio Vila Dosal, quien se comprometió a cumplir una agenda para erradicar la violencia de género y ofreció continuar con lo que “se ha hecho bien”. Dejando una falta de certeza al no informar qué personajes lo acompañarán durante su sexenio, dijeron.
Además, añadieron, existe la posibilidad de que la poca gente sensible y capacitada para atender estos casos sea despedida para conformar la nueva administración panista.

Actualmente en la Fiscalía General del Estado, a cargo de Ariel Aldecua Kuk, se ofrece un servicio poco profesional y sin sensibilidad hacia las mujeres que han sido víctimas de violencia de género.
“El personal no está capacitado y a este tipo de casos no se les da el debido seguimiento, dejando impunes a los agresores”.
Pero, según explicó Ligia Vera, la dependencia que se quedó completamente en el rezago fue la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), la cual tiene oficiales con nula capacitación para atender estas situaciones.
Otro problema es la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), organismo que no se ha pronunciado al respecto y que “sólo sirve para cuidarle la espalda al Gobierno”.
“El hecho de que nos hayan convocado no quiere decir que quedó súper bien. Sin duda el problema está en el Legislativo. Quedó pendiente la instalación del Consejo Estatal Contra la Discriminación, entre otras vertientes”, apuntaron.
Y un problema importante existe en el interior del Estado, donde hay un verdadero abandono hacia las mujeres indígenas. A esas yucatecas no se les otorga perspectiva de género y se quedan sin oportunidades al alcanzar la tercera edad.
En el informe que fue entregado el 9 de agosto a dos activistas se exponen los motivos por los que en Yucatán no se activará la Alerta de Género.
En dicho documento se lee que existió una reunión entre las defensoras de los derechos de las mujeres y el Poder Legislativo y Judicial, “lo que es una total mentira”, aseguraron.
“Jamás nos reunimos con ellos y es completamente falso que hayan actuado en consecuencia”. Y recalcaron que para inculpar a un hombre de agredir a una mujer se pone un gran número de obstáculos.
Este Congreso del Estado que se va, se jacta de “haber sido la Legislatura más productiva, pero no sabemos cómo miden la productividad, pues se están yendo pero nos dejan mucho a deber”.

Edoardo Manzanilla (PRESIDIO)

Comments are closed.