Compartir

Un nuevo cadáver apareció en Yucatán, en terrenos de una aguada de Umán. Fue arrojado días atrás y ayer se dio el aviso.
Se trata del cuerpo de una mujer, que presentaba signos de tortura.
La Fiscalía General del Estado reportó que ayer por la tarde fue encontrada una fémina en la orilla de la aguada de la colonia San Felipe de Umán.
La mujer fue muerta días antes y arrojada en ese sitio. Aunque en un principio se dijo que estaba en calidad de desconocida, se supo que fue reportada por sus familiares como desaparecida desde el día 12 de mayo, cuando fue vista por última vez.
Las autoridades guardan sigilo al respecto y se ha negado información a la prensa. Incluso no se permite el acceso al sitio del hallazgo.
El cuerpo estaba completamente desnudo y vendado de la cara con un pañuelo.
Los terrenos de la aguada se llenaron de elementos policiacos en pocos minutos y fue acordonada amplia área.
Al lugar se presentó el titular de la Fiscalía de Umán, Salvador Ramírez, así como peritos ministeriales del estado y la Policía Estatal de Investigaciones (PEI) del departamento de Homicidios.
El hallazgo ocurrió a las 17:00 horas de ayer supuestamente por una llamada anónima.
La versión oficial es que una familia de Umán encontró flotando el cuerpo cuando fue a “bañarse” a la aguada, a donde llegaron a bordo de un trici-taxi, y dieron parte a la Policía.
El cadáver estaba en avanzado estado de descomposición porque tenía varios días el asesinato.
Se difundió que el cuerpo correspondería a Cristina Rosalía Cob Gómez, quien vivía en el fraccionamiento Bicentenario, al sur de Mérida, y era buscada por sus familiares desde el 12 de mayo.

Se dijo que fue identificada por las señas de un tatuaje en forma de estrella en la espalda y la letra “J” en una muñeca.
Sin embargo, sus familiares no lo han podido confirmar aún.
Con este nuevo hallazgo se dispara, en sólo días, la cifra de personas asesinadas cuyos cuerpos fueron arrojados en terrenos de la entidad.
Tan sólo en la semana anterior, en tres días consecutivos se tuvo conocimiento de igual número de cadáveres hallados en distintos de lugares de Yucatán, como PRESIDIO informó.
Luego de que el 9 de mayo apareció el cuerpo del conductor de “InDriver”, ejecutado de un balazo y arrojado en monte de Tixkokob, el martes 14 fue encontrado un cadáver en la parte posterior del “Súper Aki” del barrio de Santiago.
Al día siguiente, el miércoles 15 fue hallado un cuerpo en estado de descomposición en montes limítrofes entre los municipios de Mérida y Umán, y el jueves 16 fue encontrado el cadáver de un hombre asesinado en el fraccionamiento Piedra de Agua, también perteneciente a Umán.