Compartir

Cinco días han pasado desde que la Policía Yucateca privó de la vida a un sujeto que “levantó” en Progreso y aún no entrega su cuerpo a los familiares.
Los parientes de Gaspar Avelino Sulub Cimé, quien estuvo relacionado con actividades de narcomenudeo en este puerto de Yucatán, se negaron a firmar el dictamen forense que establecía muerte por infarto porque vieron el cuerpo con moretones y huellas de tortura.
El cuerpo se mantiene refrigerado en la morgue de la Fiscalía General del Estado, pero ya presenta signos de descomposición.
La apuesta de las autoridades, señalan familiares, parece ser entregar el cuerpo putrefacto y en caja sellada para borrar las huellas visibles de que fue torturado y estropeado por los agentes estatales, lo que le causó la muerte tras ser “levantado” el lunes pasado por la noche.
Como publicamos, según información hecha llegar a PRESIDIO, los elementos de la Policía Estatal de Investigación (PEI) que están detrás de este homicidio son los comandantes de apellidos Moo Arceo –con clave “Lobo”-, Triay Lucatero y Campos, quienes operan bajo órdenes del mando Carlos Eduardo Flores Moo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán, el cual está relacionado con hechos similares.
La hija de Gaspar Avelino, Dafne Sulub Rodríguez, indicó a PRESIDIO que ayer se practicó al cuerpo una segunda necropsia por un médico que ellos contrataron, pues primero dijeron que murió por infarto, luego por asfixia, pero también se le encontró agua en los pulmones, lo cual indica que fue ahogado con prácticas de tortura, como dimos a conocer el martes.
Los nuevos resultados deben entregarlos esta tarde y con ese dictamen acudirán mañana alrededor de las 10 de la mañana a la Fiscalía para hacer el intento de que les entreguen el cadáver de su padre y luego darle sepultura.
Planean hacerse acompañar por un abogado de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) cuyo personal hoy se presentó en su casa de Progreso para ofrecerles apoyo en las diligencias.
Dicen que han recibido buen trato y atención por parte de la Fiscalía, pero les “dan largas” con aparente intención de que se desanimen en su lucha.
Las hijas y hermanas del progreseño, que falleció en medio de la “guerra por las drogas” en la que se ha visto involucrada la SSP y algunos de sus mandos, han averiguado que no hay algún agente o comandante detenido para la investigación, como aseguró la SSP en el breve comunicado donde admitió la muerte de un detenido “dentro de una patrulla”.
“Es mentira, no hay nadie detenido ni consignado. El caso se está manejando con una carpeta de investigación abierta”, es decir, sin responsable.
La Codhey, por su parte, informó que desde el miércoles pasado pidió a la SSP, Fiscalía y Semefo que presenten su informe de los hechos, para lo cual tienen un plazo de 7 días naturales, es decir, el martes 3 de marzo como máximo se esperan sus respuestas.
Espera que la familia del fallecido acuda a ratificar su queja y que aporten mayor información sobre el hecho.
Según testigos de los hechos, que ocurrieron en calles cercanas al malecón de Progreso el lunes a las 10 de la noche, Sulub Cimé fue subido a la camioneta del “comandante Montejo” de la SSP.
“El se lo llevó a la fuerza, sin ninguna orden de aprehensión, ni flagrancia en algún delito”, expuso la hija, con apoyo de oficiales que eran llamados por sus apodos “Saeta”, “Bodoque”, “Chabelo” y “Ballina”.
Varios vecinos vieron cómo ocurrió todo y nos han estado informando, pero tienen mucho miedo de que se les mencione porque saben que la Policía de Yucatán mata, detalló.
Familiares, amigos y cercanos a la víctima del abuso policiaco advirtieron que “no habrá paz para la Policía y el gobierno” tras el levantón y posterior muerte a manos de agentes estatales de la SSP.
En esta “guerra” por el control y venta de las drogas en el estado, en la que participa activamente la Policía Yucateca ya hubo antes otras muertes a manos de agentes estatales y homicidios por abuso de la fuerza, como hemos publicado en PRESIDIO durante dos años.
Ayer hubo una nueva protesta con bloqueo en los accesos a la terminal remota del Puerto de Altura de Progreso, donde pescadores y otros habitantes del puerto con pancartas exigieron al jefe policial Luis Felipe Saidén Ojeda que dé la cara por su personal y al gobernador que detenga la matanza de yucatecos a manos de la SSP.
En Facebook, una cuenta con el nombre de Octavio Mena difundió ayer fotografías (de un aparente «tabique» de cocaína y de presuntos involucrados en el narcomednudeo en Progreso) acompañadas con el siguiente mensaje:

“El puerto de progreso sigue estremesido por la muerte del sr. Avelino sulub en manos de la SSP Yucatán que la familia cerro el puerto de altura como forma de manifestar y exigir la verdad y que se haga justicia peroooooooo!!!!!
“Ohhh sorpresa entre esa manifestacion se hicieron presentes las personas que se beneficiaron con la muerte del “sulub” si sii hablo de ti “MOMIA” que poca ir cinicamente a manifestarte a sabiendas que TU SI TU te quedaste con los kilos de cocaina que el sulub compro junto con JONATHAN MARTINEZ PUERTO ALIAS EL CHOCO NEGRO que paso SSP en sus caras se estan paseando los nuevos capos del narco en progreso.
“Momia y choco negro yo creo que hasta en el narco ay etica y codigos.
“Pero como lo reza el viejo dicho EL MUERTO AL POZO Y EL VIVO AL GOZO”.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline