Compartir

Una vecina del fraccionamiento “Los Héroes” de Mérida fue víctima de la inseguridad en su propia casa, donde fue golpeada y sometida por sujetos que se introdujeron para robar.
La mascota de la casa fue también atacada por los delincuentes y colgada de una soga en el patio, donde casi muere ahorcada.
El atraco ocurrió mientras el ama de casa se encontraba descansando dentro de su domicilio. Los ladrones ingresaron a la vivienda con la plena conciencia de que había ocupantes adentro.
El hecho ocurrió el pasado miércoles 29 de mayo y se mantuvo oculto por las autoridades porque pidieron a la víctima quedarse callada y que no trascienda a la opinión pública.
Sin embargo, dos semanas después es nulo el avance en la investigación y personas cercanas a la señora Claudia Espadas Cano decidieron hacer público su caso, debido a que ella aún se encuentra muy afectada psicológicamente por lo sucedido.
Es importante, dijeron, que los yucatecos se den cuenta de que ya no es seguro el lugar donde vivimos y tomen sus precauciones.
“La gente tiene que enterarse y sepa que no estamos seguros, como se dice oficialmente. Estas cosas sí ocurren aquí en Mérida, supuestamente la ciudad más segura”, indicaron a PRESIDIO.
El ama de casa de 46 años de edad ha crecido y habitado toda su vida en la capital yucateca –refirieron-, pero nunca se imaginó que la inseguridad existente fuera de tal magnitud y, lo peor, que la propia Policía pidiera ocultarlo.
Los hechos ocurrieron en la calle 131 por 136 de dicho fraccionamiento, localizado al extremo oriente de Mérida.
Dos sujetos entraron por el pasillo de la vivienda, que no contaba con reja lateral. La familia sólo tenía colocada una tarima de madera para evitar que salga su perra.
Los sujetos se introdujeron en la casa por la puerta de la cocina, que se mantiene abierta para que “Maya” pueda hacer sus necesidades en el patio.
Los delincuentes se dirigieron a una de las habitaciones, donde uno sujetó a la señora y la encapuchó con una playera. El otro amarró a la perra cruza de Husky con Pastor ovejero y la llevó al patio.
Afuera colgó del pescuezo a la mascota, dejándola suspendida sobre sus patas traseras, apenas tocando el piso, mientras el animal pataleaba y no podía ladrar.
Los asaltantes subieron el volumen al estéreo que estaba encendido para evitar que se escuchen ruidos del atraco, mientras forcejeaban con la dueña de la casa y la amarraban.
Para someterla golpearon a la señora Claudia en la cara y amenazaron con matarla si gritaba. La maniataron y sujetaron a una silla. Luego cerraron las cortinas.
Por espacio de varios minutos los delincuentes tuvieron al ama de casa secuestrada y amagada mientras revolvían toda la vivienda.
La víctima pudo identificar el acento de uno de ellos como “tabasqueño o veracruzano”.
Los ladrones se llevaron objetos de valor y dinero en efectivo. Huyeron por la parte de atrás, escalando el muro apoyados en unos bloques que estaban en el patio.
La mujer logró llamar por teléfono a su marido, que se encontraba trabajando, gracias a que cuenta con una aplicación de reconocimiento de voz, que permite hacer llamadas sin tocar la pantalla, sólo mencionando el nombre.
Su esposo de inmediato llamó al 911 y a dio aviso a sus vecinos por un grupo de alerta de Whatsapp.

Cuando llegó la Policía, la señora todavía se encontraba atada y en estado de shock.
Luego arribaron agentes ministeriales que averiguaban entre los vecinos si contaban con cámaras de seguridad.
Posteriormente llegó personal de la Fiscalía General del Estado para recoger huellas y demás evidencias en el domicilio.
Vecinos entrevistados por PRESIDIO corroboraron esta versión y señalaron que al sitio llegaron varias patrullas y los agentes procedieron a revisar los techos y casas aledañas.
Los vecinos relataron que los policías solicitaron la presencia de una ambulancia, cuyos paramédicos valoraron a la víctima por el golpe recibido y la atendieron de una crisis nerviosa.
Durante tres horas la Policía retuvo a la señora en el interior de la vivienda. Los agentes ministeriales dijeron que no se “filtrara” nada a los medios, pues ellos se encargarían de atrapar a los responsables, lo que a la fecha no ha ocurrido.
Cabe señalar que la mascota también tuvo secuelas, pues desde ese día ya no quiere salir, se mantiene debajo de la cama, está temerosa y no se separa de su dueña. “Maya” tiene 5 meses de edad.

Luego de este hecho, la SSP reforzó la vigilancia en la entrada y salida de la zona habitacional “Los Héroes”.
PRESIDIO platicó con los agentes apostados en el retén de acceso y salida del fraccionamiento, que admitieron tener conocimiento del caso y que “no se explican” cómo los delincuentes pudieron haber burlado la vigilancia.

Desde ese día, en el lugar se mantienen equipos de monitoreo del C-4, que intercepta llamadas telefónicas y mensajes de las personas en el área, así como opera cámaras móviles de alta definición que registran los movimientos y están enlazadas en tiempo real con la central.

PRESIDIO ha informado de casos similares sucedidos en diferentes puntos de “la blanca Mérida”, donde los delincuentes ya entran en las casas para cometer los atracos sin importar que haya ocupantes adentro:

COMANDOS ARMADOS ASALTAN CASAS CON OCUPANTES ADENTRO

ENCAPUCHADOS ASALTAN EN SU CASA A UNA ACTIVISTA YUCATECA

ASALTAN EXCLUSIVA PRIVADA DONDE VIVE EMILIO GAMBOA PATRÓN

SE QUEJA DE LA DELINCUENCIA Y LO LLAMAN «VIEJO LOCO»

BRUTAL ASESINATO DE UN ANCIANO EN EL CENTRO

En todos los casos las víctimas son sometidas con lujo de violencia y la mayoría de las veces se trata de sujetos encapuchados que portan armas.
La frecuencia con que están ocurriendo estos hechos deja en evidencia que bandas criminales están operando en Yucatán, entidad donde antes imperaba el robo y ahora se ha vuelto frecuente el asalto o robo con violencia.