Compartir


(Fotografía de contexto, solo ilustrativa)

Un chofer de Didi provocó la muerte de una mujer y dejó malheridos a sus pasajeros, sin embargo libró la cárcel gracias a que, por fin, la aseguradora Qualitas decidió reparar los daños.
El pasado 5 de mayo, Álvaro Agustín Elvira May, socio conductor de la plataforma digital, se quedó dormido al volante cuando transitaba en el fraccionamiento Francisco de Montejo.
El automóvil se salió del camino e impactó contra una luminaria, mandando a dos personas al hospital y causando la muerte de una de ellas.
El acuerdo que se logró ante la juez de control Suemy del Rosario Lizama Sánchez, consistió en la emisión de tres cheques, uno por 890 mil pesos, otro por 10 mil y uno más por 34 mil 997 pesos; el primero fue para cubrir el delito de homicidio y los demás por lesiones, todos cometidos por culpa.
Estos documentos serán expedidos por Qualitas, motivo por el cual se suspenderá el proceso hasta que se entreguen los respectivos cheques, debiendo verificarse lo anterior para que se declare extinta la acción penal.
Los hechos fueron denunciados por Guadalupe Chan Pacheco en agravio de su pareja sentimental Yolanda del Socorro Mosqueda Espitia; Moisés José Chunab López, y Alvaro Alberto Valdez Medrano, apoderado legal de la CFE.
Los hechos se dieron el 5 de mayo, aproximadamente a las 7:15 de la mañana, cuando Aldo Agustín conducía un automóvil Beat habilitado como taxi al servicio de la plataforma Didi.
Al transitar de sur a norte sobre el carril de circulación de la calle 42 entre 53-C y 53-D de Francisco de Montejo, al conducir sin la diligencia y precaución necesaria porque se andaba durmiendo, perdió el control de su vehículo y se fue hacia su izquierda.
El coche chocó contra un poste de concreto con luminaria, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, que se fragmentó de su base y al quebrarse rompió la acera y la guarnición.
Por el golpe el vehículo giró en sentido opuesto a las manecillas del reloj, hasta quedar detenido con su parte frontal hacia el suroeste, y con severos daños materiales.
De los pasajeros, Yolanda del Socorro sufrió lesiones que ponían en riesgo su vida y Moisés José resultó con lesiones que tardan en sanar menos de quince días.
Los heridos salían del Hospital Agustín O’Horán e iba a buscar ropas y papeles a su domicilio, para lo que pidieron un Didi.
Desafortunadamente la mujer falleció a causa de las lesiones.