Compartir

El hombre que violó, estranguló y tiró el cadáver de una niña de 6 años a un pozo, se las ingenió para retrasar su audiencia condenatoria por 16 días más.
El asesino pidió ser defendido por un abogado particular, para lo que dio el nombre del licenciado que quería lo represente durante su juicio.
Sin embargo este supuesto mediador nunca había sido nombrado, y no se le logró localizar, por lo que habría sido un invento del acusado para hacer perder tiempo a las autoridades.
El presunto homicida Carlos Felipe Valle Yah, ha reiterado en varias ocasiones su inocencia, no es la primera vez que pide que un abogado falso y se niega a ser representado por la defensa pública.
También se le recomendó someterse a un juicio abreviado, que lo podría beneficiar para salir antes de la cárcel una vez se dicte su sentencia, pues el crimen del que se le acusa se castiga con 30 a 50 años de prisión.
El sujeto es insistente; no quiere un juicio abreviado, dice ser inocente y pide la defensa de abogados que no existen.
Los hechos se remontan a la tarde del pasado lunes 20 de agosto, cuando Carlos Valle se llevó a la niña a un monte en Thadziú, donde la violó y la estranguló hasta la muerte.
La pequeña Ana Cristina Gutiérrez Castillo estaba caminando de la casa de su tía a la suya, cuando fue vista por el homicida.
Drogado, se la llevó al monte y abusó de ella. Luego la mató y su cuerpo lo tiró en un pozo.
El caso enojó a toda la comunidad, pues la familia ya era conocida por andar metida en crímenes de la misma naturaleza, como violaciones y narcomenudeo.
La gente del pueblo se organizó para echar a la familia de Thadziú, pues les resultaba insoportable que no fueran castigados debido a la protección que el alcalde de esa localidad les otorgaba, hasta que uno de sus integrantes llegó al grado de violar y matar a una pequeña de 6 años.