Compartir

Una joven familia terminó volcada en su auto compacto luego de ser impactada por un conductor imprudente.
El aparatoso accidente ocurrió en el fraccionamiento Jardines del Norte, cuando el conductor de una camioneta Nissan X-Trail, con placas ZCG-273-A, transitaba sobre la calle 20-K de sur a norte.
A la altura de la calle 19-A Diagonal cruzó ambos carriles de la avenida sin detenerse, por lo que impactó a un Nissan March en el que viajaba una familia conformada por una joven pareja y su hijo menor de dos años.
La madre llevaba al pequeño en sus piernas, pero asegurado con el mismo cinturón de seguridad, de modo que no sufrió alguna lesión.
En cambio, el papá terminó con una herida leve en el rostro.
Al escuchar el choque, los vecinos acudieron a prestar auxilio para sacar primero al bebé y luego a sus padres, que a rastras salieron por las ventanas del auto.
Al lugar acudieron motopatrulleros de Goera y la ambulancia Y-19 de la SSP.
Estos últimos valoraron al padre pero determinaron que no ameritaba traslado a un hospital.
Como se dijo en el reporte vecinal que las personas habían quedado atrapadas en el auto, al sitio acudió una unidad de Bomberos y un perito de tránsito, pero no fue necesaria su intervención porque ambos involucrados se arreglaron por medio de la aseguradora.